viernes, 17 de agosto de 2012

Six Feet Under - 2001/2005 - Serie


A veces, y sin darte cuenta, dejas pasar cosas en la vida que no les das la importancia que se merecen. A medida que vas creciendo esas cosas que te resultaban insignificantes explosionan de una manera tan fuerte en tu vida que te dejan groguis. Six Feet Under (en español "A dos metros bajo tierra") a sido una de estas cosas. He tardado 11 años en verla y me gustaría pensar que existe una razón para ello. Y esa razón es porque ahora tengo las cosas más claras que en mi adolescencia y también un poco más de experiencia en la vida. 

En la misma serie, en un episodio, hay una discusión de porqué tenemos que tener siempre algo preferido: un cantante preferido, una actriz preferida, una película preferida...si a la larga hay tantas cosas de tanto que ¿por qué tenemos que escoger solo una cosa? Si no fuera porque tenían toda la razón del mundo creo que A dos metros bajo tierra sería MI preferida (pero no la única).


La familia Fisher lleva una funeraria. A través de 63 episodios iremos viendo como a veces la vida es más dura que la muerte. Nos meteremos de lleno en los personajes transformándonos en otro miembro de la família que rie, llora, sufre, comparte...todos los momentos por los que pasan cada uno de sus miembros. 

Nunca una serie había profundizado tanto en los seres humanos. Cada personaje que sale, por muy insignificante que sea, tiene algo que contar. Si en una primera impresión hay alguno que cae mal a lo largo de la serie vamos cogiéndole cariño. Y esto, el hacer que simpatizemos o mejor, que empatizemos con todos los personajes de una serie solo lo puede crear alguien con una mentalidad de oro. El creador: Alan Ball. Puede que muchos os suene por ser guionista de American Beauty.


La dirección, muy por encima del 90% de las películas que se hacen o han hecho a lo largo de los años, es simplemente fantástica. La banda sonora de lujo, además, hay episodios que meten temazos de Lynyrd Skynyrd, Outlaws, Radiohead y sobretodo tiene una gran importancia hacia el final el grupo Nirvana, centrandose en Kurt Cobain. 

Una serie dramática y oscura pero con un aire de optimismo radiante. 

Véanla. Por favor. No es una recomendación. Es una obligación. Solo por ver esas intro de muerte con el fundido en blanco y el último episodio, irrepetible, perfecto (tuve que dar pausa para secarme las lágrimas...Curry no te rías...). Por saber que en la vida tienes que luchar cuando todo está en tu contra y que puedes ganar, aunque a veces por mucha fuerza que le inyectes la vida es puta y vas a perder. Es una serie que te enseña que es el amor, la família, el compromiso pero sobretodo, el dolor. 


Y si después de ver esta serie no te siente un Fisher más es porque puede que necesites de los servicios de esta familia.

Os dejo con el final. Si no habéis visto la serie ni se os ocurra darle al play. Si la habéis visto recordad que con 6-7 minutos se puede rodar la perfección.


3 comentarios:

Al Curry dijo...

Oh yeah!

No pienso poner el video....

A que a veces (siempre ¬¬) te recomiendo cosas buenas??

Con Patatas dijo...

Siempre, siempre...pero cuando lo aciertas lo aciertas de lleno.

Y, ¿por qué no piensas poner el video? eh? eh? eh?

Al Curry dijo...

Pues por no morir cortocircuitada debido a la descarga eléctrica que se produciría entre mi y mi teclado cuyo conductor sería el agua salada de mis lágrimas... aunque una vez leí por ahí que se puede sacar hidrógeno... mmmm... weno como no tng ni idea mejor no lo pruebo...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...